septiembre 20, 2006

Historia X - Capitulo II "La Botella"

Ahí estaba Alex, sentado en la arena, empapado, consternado. El océano le acababa de jugar una broma pesada bañandolo por completo con una enorme ola, pero al mismo tiempo había dejado su disculpa en la misma, una botella que contenía...

-Wooaauuuu! ¿Qué es esto? Nunca en mi vida había visto una botella igual!!! Se siente tibia a pesar de que el agua del mar está helando!!!-.

Lo que tanto le asombraba a Alex era que esa botella era de cristal transparente, pero no podía verse el contenido, era un material parecido al cristal, podía ver a traves de él pero nunca su interior, estaba pesada, pesaría algo así como dos kilogramos, su tapón pareciera haberse fundido, toda ella sellada por completo, sin manera de abrirla. Por un instante pensó en golpearla contra una roca, solo fué un instante, después recapacitó. No podía arriesgarse a destruir cualesquier cosa que estuviera adentro, podría ser algo delicado, podría ser algo venenoso, peligroso, asombroso ó podría ser algo nunca antes visto por el ojo curioso del ser humano.

Ya era algo tarde, la luz del día se convertía en un hermoso atardecer, la lluvia había dejado de caer. Esa era la señal para regresar a su casa, con tremendo hallazgo no era seguro estar a esas horas en la interperie.

En el trayecto de regreso lo encontró la negra noche.
Caminaba con paso lento, cuidando su preciada botella, vigilante, todos sus sentidos estaban atentos a cualquier extrañeza. Las calles estaban vacías, solo el alumbrado público prometía salvarlo de caer en la ansiedad, todo pareciera acomodarse de tal manera que le provocase un shock nervioso, su corazón palpitaba de temor a causa de tan escalofriante escena. No había muchos sonidos en el ambiente, solo el eco de algunas voces platicando en la oscuridad, el ruido de los animales callejeros urgando en la basura o el sonido de uno que otro auto pasando a exceso de velocidad. De pronto, se escuchó un fuerte retumbo, ¡¡¡ÑI ÑEOIIII POOOOOOM!!! Se había interrumpido la energía eléctrica, todas las bombillas de los postes de luz comenzaron a tronar, de una por una, cada medio segundo se escuchaba una detonación, POOM, POOM, POOM, POOM, POOM, POOM, POOM, POOM... Alex se quedó quieto, cerró los ojos, esperando que terminara ese sonsonete de explosiones. La causa, un ave que buscaba descanso, decidió tenderse en un cable gastado por el tiempo causó el estallido de un transformador. Al abrir los ojos, solo encontró oscuridad, la penumbra había invadido las calles, el ambiente se había tornado aún más sombrío. Ni siquiera la luna podía traspasar con sus rayos de luz las nubes negras que se habían apoderado de los cielos.

Alex continuó su camino, con todo y su corazón palpitando a todo vapor. La vista le ayudaba muy poco pero lo suficiente para encontrar la ruta a su destino. Podía sentir la botella en su mano derecha, sus pensamientos lograron meter en él la duda, inseguro de que seguía en su mano a pesar de sentirla, entonces la observó con sus apenas servibles ojos, pero se dió cuenta que era casi imposible distinguirla, el cristal extraño del que estaba formada más las tinieblas en que la transportaba la hacían casi invisible. Si no fuera por el sentido del tacto pensaría que no llevaba nada.

Solo faltaban algunos metros para llegar a salvo a su casa. Lo malo es que tenía que pasar a través de uno de los más oscuros, tenebrosos y lugubres callejones de la colonia. Sabía de continuos asaltos a transeuntes, además que apenas la semana pasada habían asesinado a una persona en ese mismo lugar. No había vuelta atrás, si quería llegar pronto, pasar por el callejón era su única opción. Se armó con todo el valor del mundo, llenó sus pulmones con mucho oxígeno, sujetó con mayor fuerza la botella y comenzó a adentrarse en la tenebrosidad.

No se veía nada, era como caminar a ciegas, solamente podía confiar en su memoría y en su mano izquierda que era la que rosaba las paredes por las cuales de día había pasado en demasiadas ocasiones. Solo escuchaba su agitado respirar, su corazón simulaba el acelerado palpitar del de un conejo asustado. Avanzanba lentamente, de repente escuchó algo...

-Aaaleeeex-....

Una voz apenas reconocible susurraba su nombre, una voz siniestra que lo detuvo en seco, una voz que lo estremeció por completo, la sangre se le bajó a los tobillos, se congeló del pánico. Una sola vez dijo su nombre, ni una vez más, pero fué lo suficientemente distinguida por su oído que causó ponerlo en shock por unos instantes.

-¿Qui...qui...quién está ahí?-. Preguntaba tembloroso al viento esperando con temor le respondiera. -Digame ¿Quién está ahí?-. Una vez más preguntó con menos temor. No habiendo respuesta alguna, Alex pensó que solo era su imaginación causada por su propia ansiedad que le estaba haciendo pasar un mal momento. Instó a sus piernas a regresarle movilidad, entonces al momento en que daba el primer paso, sintió que una mano lo tomaba por el hombro...

Continuará...

septiembre 19, 2006

¿Chupas?

Me da mucha envidia escuchar a las personas cuando dicen que se fueron de pedos y que la pasaron de poca madre, que vomitaron todos los cacahuates que se tragaron, que se subieron a la mesa a bailar sin innibiciones, que jugaron competencias a ver quien pisteaba más. Me da mucha envidia porque a mi no me gusta el chupe, nunca me he puesto una peda, es que no me sabe divertido como a los demás, creo que mi organismo nunca va a soportar el sabor de una chela, sea tecate, sol, modelo, corona, superior, light etc. Si, ya lo se es muy triste, pero ¿que puedo hacer? ¿operarme la lengüa? ¿voy con un hipnotista? ¿con la brunja del 71? ¿con hermelindalinda?

Cuando lo pienso bien, me doy cuenta que el chupe, pisto, peda, es muy divertido pero también es un arma de dos filos, tan como te puedes volver alcoholico, peleonero, hablador, golpeador de esposas, infiel, mayate o jotito (conosco a algunos que confesaron haber salido del closet gracias a una peda).

A pesar de todo lo malo, seguiré envidiandolos en secreto queridos y respetados borrachines y borrachinas.

Pero cuentenme...¿Qué se siente emborracharse?

septiembre 09, 2006

¿Tuviste tu oportunidad?

No se a ustedes pero a mí me gusta mucho el cine. Ver pelis es mi mayor pasatiempo. Cuando bajo una nueva peli del Ares me llena de goso saber que voy a disfrutarla gratuitamente jeje.

Casi siempre son pelis con temas parecidos, ya casi no hay histórias nuevas u originales, pero hay escenas que te pueden marcar y quedarse grabadas en lo más profundo de tu ser.

Hablando de escenas que me han marcado; está la de una mujer negra atascada en su auto volcado a causa de una accidente de transito, llega un policía a quererla sacar, entonces la mujer lo reconoce y comienza a gritar y a defenderse con las manos como si la estuviera atacando, -no me toques, no me toques, tú no me saques, que me saque alguien más-, el auto está a punto de estallar, el policía también la ha reconocido y le dice -no te preocupes, no te voy a hacer nada, por favor dejame liberarte-, ella asiente con la cabeza, en eso los sacude una explosión, el fuego es abundante, los compañeros del policía lo jalan para que no muera junto con ella, pero él regresa a salvarla no importando lo que pudiera pasarle.

Sucede que un día antes la mujer había sido ultrajada por ese mismo policía que ahora le había salvado la vida. La escena termina con ella en manos de los paramédicos alenjandose poco a poco pero sin perder de vista al policía para brindarle una cara de angustía y agradecimiento, por su parte el policía queda arrodillado en la carretera impactado de lo que acababa de suceder. Esa escena la vi en la peli "Crash".

Una peli que vi que se me hizo muy triste pero al mismo tiempo, mmm como describirlo?, motivante es la de "Million Dollar Baby". Se trata de una mujer de 31 años que desde los 14 ha trabajado de mesera, su madre es una maldita, su padre al que quería mucho murió. Decide comenzar a entrenar boxeo, como puede junta su dinerito para pagar 6 meses adelantados su entrada a un gimnacio profesional. Ahí conoce a su entrenador que no le gusta entrenar mujeres pero ella poco a poco se fue ganando su aprecio. Pasaron los meses y ella se convirte en una verdadera y de las mejores boxeadoras. Pisó la gloria, saboreó sus victorias, por primera vez supo en verdad lo era sentirse viva.

Pero nada dura para siempre, en la pelea que le iba a dar su primer cinturón de campeona, sufrió un grave accidente que la dejó paralítica del cuello hacia abajo. Irremediablemente su carrera de boxeo no podía continuar. Su entrenador no la dejó, era como una hija para él, hasta que un día ella le pidió que acabara con su pena, que no quería vivir así, quería dejar de existir mientras aún pudiera escuchar las voces del público apoyandola en sus peleas. En fin, ya se imaginarán lo que sucedió.

"Hay personas que en su lecho de muerte, el último pensamiento que pasa por su mente es -no tube mi oportunidad-, pero hay otras que dicen -creo que lo he hecho muy bien-".

Y tú ¿Compites o participas?

Gracias a todos por sus felicitaciones, de verdad que no necesito más que saber que están ahí, que saben que existo, que soy su amigo. No me hicieron fiesta, hubo algunos regalos, aún así me la pase agusto. Me gustan las cosas sencillas, sin muchos sobresaltos, sin ser el centro de atención. Y la gente que me conoce lo sabe. Por eso cuando digo que me la pasé agusto creanme que estoy hablando en serio ñ_ñ.

No se porque pero, me llamó la atención algo que discutian aquí en la oficina y pensé sería bueno postearlo...

"Lo importante no es ganar sino competir". Esta frase tan trillada, que ya todos en algún momento de nuestras vidas la hemos escuchado, no es más que una verdadera estupidez, o por decirlo en términos filosóficos (que suene menos cruel) es una paradoja. Digo esto pues en lo que a mí respecta el significado de "competir", va ligado o mejor dicho está pegado como un chicle en las greñas, al significado de "ganar". Analicenlo bien, sino vas a "ganar" entonces no estás "compitiendo" sino "participando". ¿Y qué es participar? Es decir -aaa siii yo voy a ir-, con una weba y tranquilidad, osease mentalidad de perdedor. En cambio el que va a "competir" tiene una mentalidad de "ganador", y eso para mí es decir -AAAA CLARO QUE SIIII VOY A IR-.


"Lo importante no es ganar sino competir". Recuerda, esta frase solo se la dicen a los niños (y a uno que otro adulto) para consolarlos ¿Y qué es lo que están ocasionando? Que crescan con una mentalidad de conformistas.

En fin, cada quien sabe lo que hace o lo que dice, yo solo quería sembrarles la duda, digo pa que despierten tantito. Feliz fin de semana ñ_ñ.

P.D. Pero ser conformista no es malo.

P.D. Ya ven lo que les digo u_u.

septiembre 01, 2006

Pequeñas cosas de la vida

Y siempre me ha parecido muy acertada esa filosofía que dice "las pequeñas cosas de la vida son las mejores".


¿A poco no está pequeña la cosa?

Es reproductor Mp3, capta estaciones de radio FM, sirve como memoria flash, kareoke, mmm pos creo que eso es todo.

Aaaa por cierto se me olvidaba comentar que mañana cumplo 26 añitos!

Se aceptan felicitaciones! ñ_ñ