octubre 21, 2006

Deseos (mente vs corazón)

¿Alguna vez han deseado algo con el corazón y no con la mente? ¿Sabías que es más fácil que se te cumpla un deseo hecho por tu corazón que por tu mente? Pues a mí me pasa muy seguido. Ok mis chavos, bloguers, amigos, no se que tan disparatado suene mi filosofada de éste post pero se los voy a explicar...

Deseando con la mente

Cuando deseamos con la mente es muy fácil darse cuenta, por ejemplo cuando vemos algo que nos gusta mucho mucho expresamos nuestra ambición de poseerlo mediante palabras como ¡Me encantaría tenerlo! ó ¡Cuánto deseo uno de esos! y en caso de que no sea un algo sino un alguien sonaría así ¡Es la mujer(hombre) perfecta(o) para mí! En ese preciso momento estámos deseando con la mente mas no con el corazón. Cierto que la mente es poderosa pero no hemos aún evolucionado tanto como para que nos cumpla nuestros caprichos como por arte de mágia. Entonces no confundamos el plantearnos un objetivo mentalmente y grácias a nuestro esfuerzo conseguir lo deseado con que se logre sin hacer absolutamente nada.

Deseando con el corazón

¿Cómo sabes cuando estás deseando algo con el corazón? Fácil, bueno no tanto pero si te pones buza(o) te prometo que te darás cuenta. Es cuando te gusta algo mucho mucho pero que no expresas tu ambición por tenerlo, te lo guardas en tu mente, tu pensamiento respecto al poseer ese objeto o a ese alguien es fugaz, más fugaz aún que la memoria ram de tu computadora. Por ejemplo, yo me la pasé tratando de conseguir el crédito para sacar un automovil, traté con un Matiz pero no les llegaban nuevos carros hasta Noviembre, después traté con un pointer y el vendedor me salió escurridizo pues siempre que le llamaba no estaba así que desistí de ese también, al final todo se acomodó de tal manera de que el auto que pude conseguir será un chevy. Si no te calló el veinte te diré que siempre había deseado un chevy.

Te habrás dado cuenta que deseaste con el corazón hasta que hayas conseguido lo que querías, entonces recordarás con una sonrisa de satisfacción y dirás...¡Wow yo deseaba esto! Y de paso, si leíste éste post recordarás a tu amigo LeMoN ñ_ñ.

5 comentarios:

Anvil Higgins dijo...

como dice el viejo provervio, no se si chino o sepa de donde, "cuando tu corazon te diga una cosa y tu cabeza otra, sientate a analizar que es lo que tienes mejor"
a mi en lo personal mi cabeza siempre me dice estupideces y mi corazon le hace segunda, asi que no hay a cualquier irle, chido tu blog bro, estamos en contacto, un saludazo
au revoir

Anónimo dijo...

felicidades por tu carro nuevo y mas si lo deseabas mjmjmj, para mi la mente me dice quieres eso y el corazón compralo consumista y sigue hasta que lo tengo en mis manos sea lo que sea mjmjmjmj están bien de acuerdo

saludos Lemon, jeje si lo tendre en mente

Prismatico dijo...

ah que limonazo este pues salu2

Zu san dijo...

muy chido!!! felicidades!!! mmm, a mí no me ocurre así y la verdad no me había puesto a pensar en mis deseos cumplidos... y es que o tengo muy poca fé o lo que pido y/o deseo es sumamente difícil.. jiji!
Pero lo mejor es, creo yo, que lo que nos pasa es justamente lo que mejor nos va, como dicen: a veces es bueno no ser tan aferrado ya que lo que dejamos pasar no era lo mejor... o algo por el estilo.
Un saludo y nuevamente felicidades por el chevito

Kare dijo...

Siempre lo he creido, es de los gestos de la infancia que aún conservo... todavía me emociona encontrar una brujita y pedir un deseo de corazón, que chido.....
Nos vemos en la luna, saludos de inicio de semana